Country
Ireland
Date of text
Status
Decided
Sources
Sabin Center
Court name
Tribunal Superior de Irlanda
Seat of court
Irlanda
Reference number
2017 N.º 793 JR
Tagging
Climate Change
Abstract
Un grupo activista, Friends of the Irish Environment (FIE), presentó una demanda ante el Tribunal Superior, argumentando que la aprobación del Plan Nacional de Mitigación por parte del gobierno irlandés en 2017 violaba la Ley de Acción por el Clima y Desarrollo Hipocarbónico de Irlanda de 2015 (en lo sucesivo «la Ley»), la Constitución de Irlanda y las obligaciones derivadas del Convenio Europeo de Derechos Humanos, en particular el derecho a la vida y el derecho a la vida privada y familiar. FIE alegó que el Plan Nacional de Mitigación (en lo sucesivo, «el Plan»), que busca la transición a una economía baja en carbono para 2050, es incompatible con la Ley y los compromisos de derechos humanos de Irlanda ya que no está diseñado para lograr reducciones sustanciales de las emisiones a corto plazo. El caso fue argumentado ante el Tribunal Superior el 22 de enero de 2019. FIE pidió al Tribunal Superior que anulara la decisión del gobierno de aprobar el Plan y, si procedía, que ordenara la redacción de un nuevo plan. El 19 de septiembre de 2019 el tribunal falló a favor del gobierno. El tribunal rechazó la reivindicación de FEI de que el Plan no era válido por no lograr reducciones sustanciales de las emisiones a corto plazo, concluyendo que la Ley no exige objetivos intermedios concretos. El tribunal reconoció que «ahora hay un margen limitado o . . . un presupuesto de carbono para emisiones de gases de efecto invernadero» dado el «objetivo de aumento seguro de la temperatura» de 1,5 grados Celsius. Sin embargo, el tribunal argumentó que el gobierno ejerció apropiadamente la discrecionalidad en materia de formulación de políticas que le otorga la Ley y explicó que el Plan actual es solo un paso inicial en la consecución de los objetivos de transición hacia una economía baja en carbono, resiliente al clima y ambientalmente sostenible para 2050, y que estará sujeto a revisión y corrección. El tribunal concluyó que FEI estaba legitimado para presentar demandas basadas en derechos, pero rechazó el argumento de que el gobierno había violado la Constitución de Irlanda y los compromisos contraídos en virtud del Convenio Europeo de Derechos Humanos, ya que el Plan «no es más que una pieza, aunque extremadamente importante, del rompecabezas». El 22 de noviembre de 2019 FEI recurrió el fallo ante el Tribunal de Apelación. FEI también presentó una solicitud para saltarse la vía de recurso tradicional y acudir directamente al Tribunal Supremo. El 13 de febrero de 2020 el Tribunal Supremo aceptó conocer el caso, determinando que las circunstancias excepcionales justificaban un recurso directo. El tribunal explicó que «[el] solicitante y los demandados aceptan que existe un grado de urgencia con respecto a la adopción de medidas reparadoras medioambientales. No existen diferencias entre las partes en cuanto a la ciencia que sustenta el Plan y el probable aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero a lo largo de la vida del Plan». El 31 de julio de 2020 el Tribunal Supremo revocó la sentencia del tribunal inferior y dictó una sentencia anulando el Plan. El tribunal determinó que el Plan carece del tipo de especificidad que exige la Ley ya que una persona razonable que lea el Plan no entendería cómo logrará Irlanda sus objetivos para 2050. El tribunal explicó que «un plan conforme debe ser suficientemente específico en cuanto a la política para todo el período hasta 2050». Sin embargo, el tribunal determinó que FIE carece de legitimación para interponer sus demandas en virtud de la Constitución o del CEDH. El tribunal también concluyó que FIE no había presentado argumentos suficientemente convincentes para identificar un derecho no enumerado a un medio ambiente sano, separado de los derechos expresamente conferidos por la Constitución irlandesa, «[s]in descartar la posibilidad de que los derechos y obligaciones constitucionales puedan estar involucrados en el ámbito medioambiental en un caso apropiado».
Key environmental legal questions

Si el Plan de Mitigación Nacional de Irlanda violó el derecho escrito, la Constitución irlandesa y las obligaciones de derechos humanos porque no está destinado a reducir suficientemente las emisiones de gases de efecto invernadero a corto plazo.